sábado, 26 de noviembre de 2016

Tarta de zanahoria y cheesecake

Holaaa!

La receta de esta semana es una deliciosa tarta de zanahoria con cheesecake, esta buenísima de verdad. La receta original es del libro Objetivo Cheesecake perfecto de Alma Obregón. La receta original es para un molde de 23 o 25 cm , yo dividí las cantidades. Podéis hacerlo en el molde que tengáis por casa, solo tenéis que ajustar las cantidades 





Para el bizcocho:
100 g de harina
1 huevo
1/4 de cucharadita de bicarbonato
1/4 de levadura
60 ml de aceite suave
Dos pizcas de canela
 Una pizca de jengibre
90 g de zanahoria
60 g de azúcar
60 g de manzana peladas 
Un puñado de nueces picadas y peladas

Para el cheeseake
237 g de queso crema tipo Philadelphia 
60 g de azúcar
1 cucharada de harina
 45 ml de nata para montar o crema para batir
1 huevo y una yema 

Para decorar

45 ml de nata para montar bien fría y dos cucharadas de azúcar blanco 
O podéis decorarla con crema de queso con los siguientes ingredientes:
60 g de mantequilla a temperatura ambiente 
145 g azúcar glass tamizado
30 g de queso crema tipo Philadelphia frío 




Engrasamos un molde de 18 o 17 cm y precalentamos el horno a 170 º.

Tamizamos la harina, las especias, el bicarbonato y la levadura. Trituramos la manzana y la zanahoria peladas. En otro bol batimos los huevos, el aceite y el azúcar. Incorporamos la harina y con espátula añadimos las manzanas y las zanahorias. Cuando esté bien mezclado añadimos las nueces y vertemos la masa al molde.

Para el cheesecake empezamos batiendo el queso, el azúcar y la harina. Siempre a velocidad lenta. Incorporamos los huevos uno a uno y finalmente la nata, mezclamos hasta que este todo integrado.




Vertemos el cheesecake encima de la tarta de zanahoria y horneamos unos 60-70 minutos a 170 º o hasta que al mover el molde el cheesecake este asentado y el entro esté un pelín líquida.

La dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego la dejamos en la nevera de 4 a 6 horas. Es mejor servirla a temperatura ambiente.

Para la decoración, si usáis la nata, hay que montarla con el bol, varillas y la nata muy fría, se consigue metiendo lo 15 minutos antes al congelador. Cuando este a medio montar, unos 4 o 5 minutos a velocidad máxima añadimos el azúcar y cuando este montada, debe estar firme y formar surcos amarillentos. La metemos en una manga con boquilla de estrella y hacemos unos rosetones de dentro hacia fuera.
Para la crema de queso batimos la mantequilla y el azúcar glass tamizado hasta que haya blanqueado y la mezcla este cremosa. Añadimos el queso crema recién sacado de la nevera y batimos hasta que esté cremoso y homogéneo. Hacemos el mismo proceso con la manga que con la nata. Decoramos con unas nueces. Hay que conservarla en la nevera

Esta tarta es una auténtica delicia, espero que la probéis 

Hasta pronto