martes, 2 de mayo de 2017

Galletas estampadas para el Día de Madre


Holaaaa!

Hoy traigo unas galleta estampadas perfectas para demostrar el amor a nuestras madres. Yo utilicé este sello, una de mis últimas adquisiciones, lo compré en la tienda Tiger. Ya veréis que son unas galletas muy vistosas y que no cuesta nada hacerlas. Estas galletas las he hecho con el preparado de Funcakes para galletas de un kilo, viene para hacer dos tandas de galletas de 500gr y con esta receta de Megasilvita: 




250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
200 gr de azúcar glacé 
Un huevo + una yema L a temperatura 
Una cucharadita y media de extracto o esencia de vainilla 
500 gr de harina común 
Una pizca de sal
(si vemos que la masa no esta compacta habrá que añadir un chorrito de leche, yo tuve que hacerlo hasta que se compactó, pero si nos pasamos y la masa esta demasiado líquida habrá que añadir un poco más de harina)

1. Comenzamos mezclando bien la mantequilla con el azúcar glacé tamizado. Batimos bien hasta conseguir una crema homogénea.

2. Añadimos el huevo y la yema y batimos bien hasta que se hayan integrado.

3. Añadimos el extracto de vainilla.

4. Tamizamos la mitad de la harina con la sal y lo añadimos a la mezcla, primero añadimos la mitad.



5. Cuando la harina esté incorporada, añadimos el resto de harina tamizada y seguimos mezclando, hasta conseguir una masa que no se pegue en el bol. Hay un momento en el que podemos mezclar con la mano sin problema.

6. Extendemos la masa entre dos papeles horno con un rodillo hasta conseguir un grosor uniforme, el grosor no importa Lo metemos a la nevera una hora.

7. Lo sacamos de la nevera y precalentamos el horno a 170º.También preparamos un bol con harina para " rebozar el sello" para que no se pegue, una superficie enharina, bandeja de horno con un papel de horno y yo utilicé uno de la masa de las galletas.

8. Hacemos bolitas de unos 55gr de masa, las boleamos y las aplanamos un poco. Con el sello enharinado y hay que vigilar bien que la parte de las letras no se queden restos de harina, yo usé un pincel de silicona para quitar el exceso.

9. Colocamos el sello en el centro de la galleta y apretamos hasta que los bordes sobresalgan.



10. Las traspasamos a la bandeja con mucho cuidado ayudamos de una espátula.

11. Las metemos en el horno unos 12- 15 minutos hasta que los bordes estén doraditos, no las dejéis mucho porque luego va a ser como comerse una piedra.

12. Las sacamos y las traspasamos a una rejilla hasta que enfríen por completo. Se conservan en perfecto estado un par de días guardadas en una lata o un táper.