Mostrando entradas con la etiqueta limón. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta limón. Mostrar todas las entradas

domingo, 14 de enero de 2018

Magdalenas, las de siempre


Holaaaa!

Hoy he hecho receta participando en el reto de cocinando sabores. Una iniciativa muy chula que nos anima  hacer repostería casera sin conservantes y tanto químicos. 

Esta receta es perfecta. Suave, esponjosa y húmeda. Mi parte favorita es, sin duda, la costrita de azúcar.

Receta para 16-18 magdalenas. Receta de Megasilvita 

3 huevos medianos a temperatura ambiente 
175 gr azúcar
60 ml leche entera a temperatura ambiente 
190 ml aceite de oliva suave o aceite de girasol
210 gr harina
8 gr levadura química
La ralladura de un limón y de una naranja sin la parte blanca
una pizca de sal





Bate los huevos con el azúcar hasta que la mezcla triplique su volumen. Mezcla la leche con el aceite e incorpora poco a poco a la mezcla de huevos sin dejar de batir. Añade las ralladuras.


Mezcla la harina, la levadura, y la sal y tamiza,  añade poco a poco a la mezcla batiendo en todo momento con la espátula para no quitar aire a la mezcla.
Enfría la mezcla mínimo 1 hora, incluso se puede hacer de un día para otro.
Precalienta el horno a 240º sin aire.Rellena cada cápsula 3/4 de su capacidad, pon una cucharadita más o menos sobre las magdalena.Mete inmediatamente en la bandeja central del horno y pon un cubito de hielo en el suelo del horno. Cierra la puerta del horno y baja la temperatura a 210º. Hornea durante 14-15 minutos sin abrir la puerta en ningún momento. (Esta contrariedad de horno muy caliente y masa muy fría, hará que la magdalena crezca rápidamente además, el cubito de hielo aportará la humedad necesaria para que la masa no se reseque).
Dejar que se enfríen en una rejilla.
Guardadas en un recipiente hermético pueden durar hasta 5 días.

Y hasta aquí todo! Espero que os haya gustado!





martes, 2 de enero de 2018

Galletas de mantequilla rellenas de lemon curd



Holaaaa!

Y vamos con otra receta ambientada en estas fiestas porque esta es una receta deliciosa, lleva  y su tiempo y su trabajo pero todo lo bueno se hace esperar no? ;-)

Os podéis organizar para hacer la crema y la masa (necesita un mínimo de 2 horas en la nevera) un día  y al siguiente hornear y montarlas. Lo ponéis en una caja mona con un lazo y listo para regalar!

La receta de la masa es de Peggy Porschen, es muy manejable y me gusta mucho que use azúcar blanco en vez de azúcar glass, ya que es más barato.
Salen unas 30 galletas, al rellenarlas se quedan en 15 ya que necesitamos galletas con un agujero y otras sin este.

  • 215g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
  • 200g de azúcar blanco (normal)
  • 1 huevo grande
  • 400g de harina
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Añadimos el huevo y el extracto de vainilla y batimos hasta que estén combinados. Finalmente añadimos la harina y batimos hasta que la mezcla se convierta en una masa homogénea. Hacemos una bola y la envolvemos en papel de film. Dejamos enfriar al menos 2 horas en la nevera.
Ahora preparamos la crema para que luego enfríe. ( receta de Directo al Paladar)

220 gr de azúcar
3 huevos y 1 yema
200 ml de zumo de limón
100 gr de mantequilla
ralladura de limón

En un bol de cristal apto para microondas cascar los huevos y la yema, añadirle el azúcar y batir con unas varillas hasta que esté todo bien integrado. Exprimir los limones aproximadamente cuatro o cinco ( para aprovechar el máximo de zumo meterlos 10 segundos en el  microondas), hasta obtener los 200 mililitros de zumo. Colarlo. En otro cacito derretir la mantequilla y dejar atemperar. Rallar la cascara de un limón. Echar el zumo de limón colado, la ralladura y la mantequilla derretida sobre el batido de huevos mezclando suavemente y sin hacer mucha espuma.

Llevar esta mezcla al microondas y poner intervalos de un minuto a máxima potencia (en mi caso a 700 W), cuando pase cada minuto abrir y remover con una cucharita de madera. Irá espesando en cada minuto, en cinco o seis minutos lo tendréis con la textura correcta. Cuando haya espesado retirarlo del microondas y remover durante medio minuto para que se integre todo bien. Cubrir con film de cocina pegado a la crema para que no forme costra. Dejarlo enfriar y pasarlo a la nevera.


Precalentamos el horno a 180º. Estiramos la masa con el rodillo sobre una superficie enharinada hasta que tenga un grosor de unos 5mm y cortamos las formas con los corta galletas. ( Yo aquí utilicé dos cortadores, uno grande con forma de flor y uno más pequeño para el relleno) Colocamos las galletas en la bandeja y a continuación metemos la bandeja al frigorífico al menos 15 minutos.

Horneamos en torno a 10 minutos (cuando los bordes estén dorados, están listas!) .Sacamos la bandeja del horno y dejamos que las galletas se enfríen sobre ella unos 5 minutos. Después transferimos a una rejilla.

Cuando este todo listo metemos el lemon curd
en una manga pastelera o en un biberón y las rellenamos, no hay que pasarse porque se desbordan. 

Y ya las tenemos listas!! 

Un beso 





viernes, 29 de diciembre de 2017

Pastel alemán de manzana con streusel



Holaaaa!
Últimamente estoy que no llego a tiempo a nada. Esta receta lleva hecha y fotografiada más de 10 días. Pero entre los últimos días de clase, que cogí una gripe que prácticamente no me dejaba salir de la cama durante 1 semana no he podido subirla. Pero aquí está.



Si sois fans de las manzanas la vais a adorar, lleva dos capas de estas, entre medias un suave bizcocho con un toque a limón y para acabar un dulce streusel que esta para chuparse los dedos. 
La receta es de "Corazón de Caramelo"
Para un molde redondo de 22 o 24 cm de diámetro.

Para el bizcocho:

  • 175 gr. de harina común 
  • 175 gr. de azúcar blanco 
  • 175 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos M
  • 5 gr. de levadura química tipo Royal
  • La ralladura de un limón, sin la parte blanca 
  • 2 manzanas (yo utilice Reineta)
  • 3 cucharadas de leche
Para el streusel:
  • 115 gr. de harina
  • 85 gr. de azúcar moreno
  • 85 gr. de mantequilla
  •  1 y 1/2 cucharadita de canela en polvo
 Comenzaremos preparando el streusel mezclando en un bol la harina con la mantequilla y la canela. Añadimos el azúcar y la mantequilla troceada y mezclamos bien con las manos hasta conseguir una consistencia como de arena mojada. Lo metemos en la nevera hasta que nuestra masa este lista.Precalentamos el horno a 180ºC. Y para el bizcocho:






  1. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una textura esponjosa y que haya blanqueado ligeramente.
  2. Añadimos la ralladura de limón y continuamos batiendo hasta que se integre.
  3. Ahora vamos a ir añadiendo los huevos ligeramente batidos y de uno en uno, esperando a que se integre totalmente el que acabamos de echar antes de seguir con el siguiente.
  4. Tamizamos la harina con la levadura y lo añadimos a la mezcla anterior pero esta vez lo vamos a mezclar con una espátula y no con la máquina.
  5. Para terminar añadimos las cucharadas de leche y removemos hasta que se integren totalmente.
  6. Pelamos las manzanas y les quitamos el corazón. Las troceamos en gajos del mismo grosor y reservamos.
  7.  Ponemos una capa de manzanas, sin dejar huecos entre ellas, en la base del molde bien engrasado y con papel de horno. Vertemos toda la masa de bizcocho y volvemos poner otra capa de manzana 
  8. Por último, sacamos el streusel que teníamos reservado en la nevera y lo esparcimos por toda la superficie de la tarta.
  9. Lo introducimos en el horno durante aproximadamente 45 minutos o hasta que al pincharla con un palito, éste salga completamente limpio
  10. Sacamos el pastel del horno y lo dejamos enfriar antes de desmoldarlo.
Yo preferí no acompañarla con nada porque ya de por sí esta muy buena.

Un beso a todos 





viernes, 27 de octubre de 2017

Bundt cake de mandarina


Holaaaa!

Con el otoño en las puertas lo único que apetece es pasarse la tarde horneando y luego zamparse el resultado con una bebida caliente, para mi no hay mejor plan.
Para esto este bizcocho es el indicado, la miga jugosa y firme, súper aromático y lo mejor, aguanta perfectamente de un día para otro bien envuelto en papel film.


La receta es de "Webos Fritos" de su libro Bizcochos

Yo el molde Anniversary de Nordic Ware y tiene una capacidad de unas 12 tazas. También podéis usar uno redondo de unos 22 o 24 cm


5 huevos medianos
220 g de azúcar blanco 
1 mandarina grande o 2 pequeñas
100 g de aceite de oliva virgen extra de sabor suave, o aceite de girasol 
1 yogur de limón o natural
250 g de harina de repostería, de la normal 
Un poco más de ½ sobre de levadura Royal —12 g—
1 pizca de sal
La ralladura de 1 mandarina
La ralladura de 1 naranja
La ralladura de ½ limón

Para el glaseado:
150 gr de azúcar glass
Leche o agua


 Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.
 Separar las claras de las yemas.
 Poner las yemas con el azúcar en un cuenco y batir con una máquina de varillas 5 minutos hasta que aumente de tamaño.
 Añadir la mandarina pelada, cuidando que no tenga nada de la parte blanca de la cáscara, y cortada en dados muy, muy pequeños. Volver a batir durante otros 5 minutos.


Incorporar el aceite y el yogur, batir hasta que esté integrado.
Tamizar la harina. Echarla en la mezcla anterior junto a la levadura y las ralladuras de los cítricos, y mezclarla hasta que esté integrada.
 Montar las claras con una pizca de sal en un cuenco hasta que estén a punto de nieve.
 Ir incorporando las claras a punto de nieve al cuenco en el que tenemos mezclados todos los ingredientes, mejor con una espátula y con movimientos suaves para no bajarlas.
 Engrasar el molde con spray desmoldante es el método más fácil con este tipo de moldes,y echar la masa. Darle unos golpecitos al molde contra la encimera.
 Hornear 35 minutos, sobre la rejilla del horno a altura media.
 Dejar enfriar 10 minutos dentro del molde. Pasado este tiempo sacarlo a una rejilla.


Para el glaseado, id añadiendo cucharaditas de la leche o el agua hasta que queda un consistencia capaz de deslizarse abajo por el bizcocho, si es muy espesa añadid un pelín de agua y si esta muy líquida, azúcar glass



.
Verted sobre el bizcocho completamente frío.

 




martes, 1 de agosto de 2017

Bundt cake de limón y coco





Holaaaa!

Que si que hace mucho calor, pero un bizcocho es un bizcocho y este es uno de los buenos. Lleva un glaseado que le cubre con una película y queda muy jugoso.



La receta es de "Un año de Dulces" de Alma Obregón

Para un molde Bundt de 10 tazas, yo utilicé uno de 12. o Uno redondo de 25 cm.

115 ml de aceite de sabor suave
80 g de azúcar blanco
50 g de azúcar moreno
4 huevos M a temperatura ambiente 
160 ml de leche
50 ml de zumo de limón
300 g de harina
3 cucharaditas de levadura química
100 g de coco rallado
La ralladura de un limón

Para el glaseado:
50 ml de zumo de limón
50 g de azúcar blanco
2 cucharadas de ron ( opcional)





Precalentamos el horno a 170 º C, engrasamos el molde con spray desmoldante o mantequilla y harina. 
Mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos reposas 10 minutos. Por otra parte mezclamos el aceite con los dos azúcares, a mano o a máquina.

Añadimos los huevos de uno en uno hasta que sea un masa homogénea. Incorporamos la harina tamizada con la levadura y mezclamos bien.

A continuación vertemos la mezcla con leche y zumo (debe estar grumosa, es así) Removemos hasta que no veamos grumos. Por último incorporamos el coco y la ralladura.



Vertemos la masa en el molde y horneamos de 50 a 60 minutos siempre comprobando con la prueba del palillo, si sale limpio es que esta hecho. Esperamos 15 minutos antes de desmoldar y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Para el glaseado, calentamos todos los ingredientes en un cazo, salvo el ron ( en caso de utilizarlo). Cuando se haya disuelto el azúcar, retiramos del fuego e incorporamos el ron ( en caso de utilizarlo). Pintamos bien el bizcocho con un pincel de goma.

Se conserva en un recipiente hermético un par de días sin problemas. Y esto es todo amigos!!
































jueves, 15 de junio de 2017

Tarta de frambuesas y limón Reto Dis-Fruta Junio



Holaaaa! 

Si lo sé, encender ahora mismo el horno es un acto muy valiente pero esta tarta merece la pena. Es muy ligera y el bizcocho es muy esponjoso. Con esta receta participo en el Reto Dis-Fruta de Nunca es demasiado dulce.Este mes tocaba la frambuesa, que me pirra, soy capaz de comerme bandeja de una sentada ;-).



La receta está adaptada de Cris de "Un pedacito de cielo"

Aclaraciones: 

- Yo hice tres bizcochos de 18 cm de diámetro, pero los podéis hacer de 15 cm.

- Al llevar una cobertura de nata la tarta debe conservarse en la nevera. Si no queréis hacer este frosting podéis hacer una buttercream de merengue suizo que aguanta mejor el calor.

- El método de hacer los bizcochos es un poco extraño, pero os aseguro que es un acierto total.

- Para la cobertura Cris usa colorante en pasta rosa, yo no tenía y se me ocurrió colar mermelada de frambuesa y obtuve un líquido de un color como rosa oscuro y se lo fui añadiendo a la nata hasta que obtuve un color aceptable. En total usé 3 cucharadas.


4 huevos M 
2 yemas M
250ml de buttermilk o 225ml de leche entera y 25ml de zumo de  limón
50ml de zumo de limón
Ralladura de dos limones, sin la parte blanca 
350gr de harina
15gr de levadura química
1 cucharadita de bicarbonato
330gr de azúcar
½ cucharadita de sal
225gr de mantequilla sin sal FRÍA

Mermelada de frambuesa, aquí es importante usar de buena calidad 
500ml de nata para montar o crema para batir con al menos un 35% de materia grasa
4 cucharadas soperas de polvo para hacer gelatina de sabor a frambuesa, yo usé de Royal
3 cucharadas soperas de azúcar glas
Colorante rosa Claret de sugarflair si fuera necesario para ayudar al color, o el truco de la mermelada 


Preparamos el buttermilk y lo dejamos reposar 10 minutos, tendrá un aspecto cortado.
Precalentamos el horno a 170 grados.
Engrasamos nuestros moldes y ponemos un disco de papel de horno en la base.
Batimos los huevos y las yemas y añadimos un cuarto de taza del buttermilk que teníamos hecho y reservamos.

En el bol de la batidor con el accesorio pala ponemos, la harina tamizada junto a la levadura, el bicarbonato, la sal y el azúcar, mezclamos un poco a velocidad baja.
Vamos añadiendo la mantequilla fría cortada en cubitos a la mezcla de harina y azúcar, batimos a velocidad baja hasta que veamos que la mezcla coge un color como a harina de maíz y no vemos ningún grumo de mantequilla, si cogemos un pellizco de masa esta se compacta entre los dedos.
Añadimos el buttermilk y el zumo de limón y la ralladura, batimos a velocidad media unos 4 minutos.
Pasado este tiempo añadimos poco a poco la mezcla de huevos, yemas y buttermilk que teníamos reservado, una vez que estén bien incorporados, subimos la velocidad y batimos no más de un minuto.


Repartimos la mezcla equitativamente en cada molde, para ello usamos una báscula, o una cucharada de helado, y horneamos unos 25/30 minutos o hasta que al insertar una brocheta esta salga limpia. Si se os empiezan a tostar pero no están hechos todavía, bajad la bandeja de horno.

Cuando estén horneados los sacamos y los ponemos sobre una rejilla unos 10 minutos, pasado este tiempo desmoldamos, envolvemos en film, con cuidadito que son muy frágiles,y llevamos a la nevera en caliente, para atrapar el vapor y parar el punto de cocción.


De la crema:
Para montar la nata es necesario que el bol, las varillas y la propia nata estén bien frías de la nevera, si se te ha olvidado mete todo 15 minutos en el congelador.
Pon en el bol la nata y la gelatina y la pizca de colorante, o la mermelada, bate con el accesorio globo y cuando esté semimontada añade el azúcar glas.

Me encanta como quedó con el filtro rosa

En el proceso de batido se deshará los cristales de gelatina y no se apreciarán. Para de batir cuando este consistente o si no se echará a perder.

Nivelamos nuestros bizcochos si fuera necesario con la ayuda de una lira o de un cuchillo de cortar pan.
Llenamos una manga con la nata y cortamos la punta de manera que podamos hacer un cordón grueso en toda la circunferencia del primer bizcocho que habremos puesto como base.
Después llenamos con la mermelada y posteriormente cubrimos la mermelada con más nata con la ayuda de la manga. 
De esta manera conseguimos un dique que hará que o se salga la mermelada y nos emborrone la cobertura.
Procedemos igual con todas la capas y llevamos a la nevera 15 minutos.
Pasado este tiempo damos  una capa finita de crema para sellar las migas y llevamos otros 15 minutos a la nevera.
Sacamos la tarta y le aplicamos la última capa, que esta debe quedar más lisita, yo le dejé un efecto semidesnudo pero, podéis cubrirla entera.
Para finalizar la decoración utilicé frambuesas, ralladura de limón y un molinillo. Pero en este paso dejad volar vuestra imaginación.

Hasta aquí la receta! Un saludo!
No olvidéis seguirme en Instagram: Irene_twd_cupcakes